PROYECTO DE REGLAMENTO DE INTERVENCIONES ARQUEOLÓGICAS (Borrador al 30.05.11)

PROYECTO DE REGLAMENTO DE INTERVENCIONES ARQUEOLÓGICAS (Borrador al 30.05.11)

PROYECTO DE REGLAMENTO DE INTERVENCIONES ARQUEOLÓGICAS

Borrador al 30.05.11

INDICE

TEMAS PRELIMINARES…………………………………………………………………………….…………………………03

DE LA CLASIFICACIÓN DEL PATRIMONIO CULTURAL MATERIAL…………………….…….…….……03

REGISTRO NACIONAL DE ARQUEOLOGÍA (RNA)………………………………………………….……….……06

DE LAS MODALIDADES DE PROYECTOS DE INTERVENCIONES ARQUEÓLOGICAS (PIA)………………………………………………………………………………………………………………..……………….……07

GENERALIDADES PARA LOS PROYECTOS DE INTERVENCIONES ARQUEÓLOGICAS (PIA)…………………………………………………………………………………….………………..………………………………08

DE LOS PROYECTOS DE RECONOCIMIENTO SUPERFICIAL………….…………………………………….12

DE EVALUACION……………………………………………………………………………………………………..……………14

DE EXCAVACIÓN PROSPECTIVA……………..………………………………………….…………………….…………15

DE EXCAVACIÓN INTENSIVA……….…………………………….………………………………..………………………16

DE LOS PROYECTOS DE CONSERVACION Y/O RESTAURACION…………………………………………19

PROYECTOS DE PUESTA EN VALOR Y/O ACONDICIONAMIENTO TURISTICO……………………21

DE LOS PROGRAMAS INTEGRALES DE INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA………………………..22

De los Planes de Monitoreo arqueológico………………………………..…………………..………23

DE LOS PLANES INTEGRALES DE MONITOREO ARQUEOLÓGICO…………………………………….…24

PERMISOS, INVENTARIO Y ESTUDIO SOBRE FONDOS MUSEOGRAFICOS…………………….….24

INTRUMENTOS DE GESTIÓN DE AREAS ARQUEOLOGICAS PROTEGIDAS Y SUS INTERVENCIONES ARQUEOLOGICAS………………………………………….…………..…………………….……26

DE LOS CERTIFICADOS DE INEXISTENCIA DE RESTOS ARQUEOLÓGICOS (CIRA) Y DEMAS AUTORIZACIONES DEL MINISTERIO DE CULTURA……………………………………………………..………32

DISPOCISIONES FINALES………………………………………………………….….……………………………………34

ABREVIATURAS…………………….…………………………………………………….….……………………………………35

  1. TEMAS PRELIMINARES

ARTÍCULO 1º

El Estado reconoce como bien integrante del Patrimonio Cultural de la Nación toda manifestación del quehacer humano que por su importancia, valor y significado paleontológico, arqueológico, arquitectónico, histórico, artístico, militar, social, antropológico, tradicional, religioso, etnológico, científico, tecnológico o intelectual, sea expresamente declarado como tal o sobre el que exista la presunción legal de serlo, situados en el suelo, subsuelo y espacio subacuático del territorio nacional.

ARTÍCULO 2º

El Estado tiene la obligación de establecer las políticas y lineamientos para la defensa, protección, promoción, propiedad y régimen legal y el destino de los bienes que constituyen el Patrimonio Cultural de la Nación.

Así mismo, considera de interés nacional el identificar, registrar, inventariar, declarar, investigar, defender, proteger, promover, conservar, restaurar, poner en valor el Patrimonio Cultural de la Nación, asegurando su transmisión a las generaciones futuras los bienes materiales del Patrimonio Cultural de la Nación.

En tal sentido le corresponde al Estado reglamentar las intervenciones que sobre el Patrimonio Cultural de la Nación se realicen[130], siendo ésta una de las facultades del Ministerio de Cultura.

ARTÍCULO 3º

Para efectos del presente reglamento, toda actividad que se realice sobre bienes materiales del Patrimonio Cultural de la Nación, siguiendo los métodos arqueológicos, se define como Intervención Arqueológica (IA), siendo la finalidad de este reglamento normar dichas actividades.

Todos los bienes considerados Patrimonio Cultural Material de la Nación, declarado o que se presume como tal, podrá ser intervenido mediante las diferentes modalidades de IA.

ARTÍCULO 4º

Las modalidades de IA que se puedan aplicar en cada caso dependerán de la clase y características de los bienes materiales del Patrimonio Cultural Material, siendo los requisitos para su autorización proporcionales a dicha intervención.

  1. DE LA CLASIFICACIÓN DE LOS BIENES MATERIALES DEL PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN

 

ARTÍCULO 5º

Los bienes materiales integrantes del Patrimonio Cultural de la Nación se clasifican[2] en:

  1. Inmuebles
  2. Muebles

ARTÍCULO 6º Clasificación del Patrimonio Cultural Inmueble

Los bienes inmuebles del Patrimonio Cultural de la Nación se clasifica, de acuerdo a su época de construcción[3], en:

  1. MONUMENTOS PREHISPÁNICOS

Todos los restos de actividad humana de época Prehispánica que subsisten en el paisaje, de manera superficial, subyacente y/o subacuática. Por ley[4] los bienes arqueológicos son intangibles, inalienables e imprescriptibles.

  1. MONUMENTOS HISTÓRICOS

Todos los restos de actividad humana de época virreinal, colonial y republica­na que subsisten en el paisaje, de manera superficial, subyacente y/o subacuática. Se consideran así a las obras arquitectónicas, escultóricas y pictóricas monumentales y a las inscripciones correspon­dientes a estas épocas.

  1. YACIMIENTOS PALEONTOLOGICOS

Espacio de roca o sedimentos expuestos en la superficie o situados en el subsuelo o bajo las aguas jurisdiccionales donde se ubiquen organismos o parte de organismos o indicios de la actividad vital de organismos que vivieron en el pasado geológico y toda concentración natural de fósiles, que por sus características intrínsecas sean consideradas como un bien excepcional. El Ministerio de Cultura regulará los criterios de su intervención con fines de investigación, conservación y gestión.

ARTÍCULO 7º

Los Monumentos Prehispánicos se clasifican[5] en:

7.1. Zonas Arqueológicas Monumentales

Son los conjuntos arqueológicos y/o grupo de monumentos, cuya magnitud y ordenamiento espacial arquitectónico le da un valor excepcional, haciéndolos susceptibles de trato especial, pues su fisonomía en conjunto debe conservarse. Se consideran como tales: centros urbanos, centros ceremoniales y complejos arquitectónicos.

7.2. Sitios Arqueológicos Monumentales

Todo monumento particular altamente representativo de una etapa o un período, que pudo formar parte o no de un complejo mayor, y que destaca por su unidad arquitectónica de volumetría constructiva significativa y/o importancia científica destacable, como ser un centro originario, lo cual lo hace merecedor de un valor monumental. Se consideran como tales: Templos, palacios, pirámides, y otros que el Ministerio de Cultura crea conveniente.

7.3. Sitios Arqueológicos

Todo monumento con evidencia de actividad social pasada con presencia de elementos y contextos de carácter arqueológico. Se consideran como tales: Cementerios, asentamientos domésticos, cuevas, abrigos rocosos, y similares.

7.4. Elementos Arqueológicos Aislados

Corresponden a bienes inmuebles desarticulados y/o objetos destacables, que por situaciones culturales, sociales, y/o naturales, se manifiestan en la actualidad de manera aislada o descontextualizada, sin asociación a una zona arqueológica monumental, a un sitio arqueológico monumental o algún otro sitio arqueológico. Se consideran como tales: partes de muros, monolitos, portadas, columnas u otras similares.

7.5. Paisaje Cultural Arqueológico

Son las obras producidas por la mano del hombre en acción o interacción con la naturaleza. Los paisajes culturales reflejan técnicas concretas de utilización social prehispánica del espacio, para fines económicos, artísticos y científicos. Se consideran como tales, infraestructura agrícola como andenes, terrazas, canales, camellones, y afines; infraestructura pecuaria como corrales; infraestructura vial como caminos prehispánicos; espacios artísticos y/o arqueo-astronómicos como campos barridos, geoglifos, pintura mural y similares.

Por motivos de gestión además se puede considera la siguiente categoría:

7.6. Parque Arqueológico.

Es el espacio físico conformado por una Zona Arqueológica Monumental y/o un Sitio Arqueológico Monumental, Paisajes Culturales Arqueológicos y en general el paisaje que lo circunda, sin prejuicio de integrar otros tipos de monumentos. Todos estos elementos son adecuados para el disfrute cultural y natural.

ARTÍCULO 8º

Los Monumentos Históricos, que pueden ser factibles de intervenir con procedimientos arqueológicos, se clasifican[6] en:

8.1. Zona Urbano Monumental: Son aquellos sectores o barrios de una ciudad cuya fisonomía debe conservarse por cualquiera de las razones siguientes:

– Por poseer valor urbanístico de conjunto;

– Por poseer valor documental histórico y/o artístico; y

– Porque en ellas se encuentra un número apreciable de monumentos o ambientes urbano monumentales.

8.2. Ambiente Monumental: Es el espacio (urbano o rural), conformado por los inmuebles homogéneos con valor monumental. También se denomina así al espacio que comprende a un inmueble monumental y a su respectiva área de apoyo monumental.

8.3. Ambiente Urbano Monumental: Son aquellos espacios públicos cuya fisonomía y elementos, por poseer valor urbanístico en conjunto, tales como escala y volumetría, deben conservarse total o parcialmente.

8.4. Centro Histórico: Es aquel asentamiento humano vivo, fuertemente condicionado por una estructura física proveniente del pasado, reconocido como representativo de la evolución de un pueblo. El Centro Histórico es la zona monumental más importante desde la cual se originó y desarrolló una ciudad. Las edificaciones en centros históricos y zonas urbanas monumentales pueden poseer valor monumental o de entorno.

8.4. Conjunto Monumental: Son aquellos grupos de construcciones, aisladas o reunidas, que por razones de su arquitectura, unidad e integración al paisaje, presenten un valor histórico, científico o artístico.

8.5. Inmuebles de valor de entorno: Son aquellos inmuebles que carecen de valor monumental u obra nueva.

8.6. Inmuebles de valor monumental: Son aquellos inmuebles que sin haber sido declarados monumentos revisten valor arquitectónico o histórico declarados expresamente por el Ministerio de Cultura.

ARTÍCULO 9º Clasificación del Patrimonio Cultural Mueble

El Patrimonio Cultural Material Mueble[7] de la Nación, que son de interés de este reglamento, comprende de manera enunciativa no limitativa:

–      Colecciones y ejemplares de importancia arqueológica, histórica y paleontológica.

–      El producto de las excavaciones y descubrimientos arqueológicos sobre bienes de carácter prehispánico, histórico y paleontológico.

–      Los elementos procedentes de la desmembración de monumentos arqueológicos, históricos y/o paleontológicos.

–      Los objetos anteriormente descritos que se encuentren sobre la superficie, subyacentes y/o sumergidos en espacios terrestres y acuáticos del territorio nacional.

–      Otros objetos que sean declarados como tales o sobre los que exista la presunción legal de serlos.

  1. REGISTRO NACIONAL DE ARQUEOLOGÍA (RNA)

ARTÍCULO 10º

El RNA es el Registro Nacional de profesionales y entidades dedicados a la Arqueología. Los profesionales, como personas naturales, y las entidades, como personas jurídicas, luego de subscribirse podrán dirigir Proyectos de Intervención Arqueológica (PIA) en los monumentos prehispánicos e históricos, ubicados en terrenos públicos o privados, salvo restricciones estipuladas en el presente reglamento.

Los profesionales que se inscribieron en el Registro Nacional de Arqueólogos del Instituto Nacional de Cultura y luego del Ministerio de Cultura automáticamente pasan a formar parte del Registro Nacional de Arqueología (RNA) 

ARTÍCULO 11º

Se podrán inscribir, en el RNA, las siguientes personas naturales:

a.   Los arqueólogos profesionales nacionales:

b.   Los profesionales extranjeros con grado de Doctor en Arqueología ó de carreras afines convalidadas. Estos profesionales sólo podrán dirigir intervenciones arqueológicas con fines de investigación científica.

La conducción del proyecto podrá estar a cargo de uno o más de los profesionales indicados.

Los arqueólogos que laboren en el Ministerio de Cultura, podrán dirigir proyectos institucionales, cualquiera sea su modalidad, así como proyectos propios de investigación, debidamente justificados.

ARTÍCULO 12º

Para que las personas naturales puedan estar inscritas en el RNA requerirán presentar:

a.  Formulario de inscripción en el RNA.

b.  Copia legalizada del título profesional de arqueología.

c.  Currículum vitae documentado.

d.  Fotocopia del DNI (nacionales) o Pasaporte (extranjeros)

e.  Tres (03) fotografías tamaño pasaporte.

f.   Boleta de pago por la inscripción

En el caso de profesionales extranjeros además deberán presentar:

– Documento que convalide o valide en el Perú el grado de Doctor obtenido en el extranjero.

– Carta de presentación de la embajada del país de origen ó de la institución académica a la que estén afiliados, donde se indique como mínimo su área de especialización y/o posición laboral.

ARTÍCULO 13º

Para que las personas jurídicas se puedan inscribir en el RNA requerirán presentar:

a.  Formulario de inscripción en el RNA.

b.  Copia certificada notarialmente del testimonio de la escritura pública de constitución social inscrita en los Registros Públicos. En todos los casos, la entidad deberá tener como objetivo la realización de Intervenciones Arqueológicas en sus diferentes modalidades y actividades afines.

c.  Constancia de vigencia de poder del representante legal de la entidad, expedida por autoridad competente, con una antigüedad no mayor de 30 días naturales, y copia simple del poder otorgado. El representante legal y/o socio mayoritario de la entidad deberá ser un profesional en Arqueología.

d.  Relación y hojas de vida del personal profesional especializado en las diferentes modalidades que se estipula en el artículo 16º del presente reglamento. Adjuntando una declaración jurada simple de aceptación de cada profesional.

e. Boleta de pago por la inscripción.                                                 

ARTÍCULO 14º

Los inscritos en el RNA deberán actualizar sus datos cada cinco (05) años, o cuando se haya realizado alguna variación significativa en su situación laboral o de acreditación académica. En esa fecha corresponderá presentar el Formato respectivo, dentro de los treinta (30) días calendario antes del vencimiento del plazo.

  1. DE LAS MODALIDADES DE PROYECTOS DE INTERVENCIONES ARQUEÓLOGICAS (PIA)

ARTÍCULO 15º

Toda actividad que se realice en los bienes arqueológicos del Patrimonio Cultural de la Nación, sean estos de carácter mueble o inmueble, para fines de inventario, evaluación, registro, investigación, delimitación, conservación, restauración, puesta en valor, se considera una IA. El Ministerio de Cultura está facultado para autorizar Proyectos de Intervención Arqueológica (PIA) en dichos bienes del Patrimonio Cultural, declarado o presumidos como tales, en la diez modalidades que se indican en el Artículo 16º, de diferente magnitud y tipo dependiendo de las características y clasificación de los monumentos.

ARTÍCULO 16º

Los Proyectos de Intervención Arqueológica (PIA) comprenden diez (10) modalida­des[8]:

i.        RECONOCIMIENTO SUPERFICIAL,

ii.        EVALUACIÓN,

iii.        EXCAVACIÓN PROSPECTIVA,

iv.        EXCAVACIÓN INTENSIVA,

v.        CONSERVACIÓN Y RESTAURACIÓN,

vi.        PUESTA EN VALOR Y ACONDICIONAMIENTO TURÍSTICO,

vii.        PROGRAMA INTEGRAL DE INVESTIGACIÓN ARQUEOLÓGICA.

viii.        PLAN DE MONITOREO,

ix.        PLAN INTEGRAL DE MONITOREO ARQUEOLÓGICO,

x.        ESTUDIO SOBRE FONDO MUSEOGRÁFICO

ARTÍCULO 17º

El Ministerio de Cultura permite la realización de un PIA, graduando los niveles de intervención[9]:

  1. Intervención Arqueológica Limitada (IAL). Son aquellas intervenciones arqueológicas limitadas a fines científicos, de conservación, restauración y puesta en valor. Los tipos de monumentos que serán intervenidos sólo  limitadamente son: Zonas Arqueológicas Monumentales, los Sitios Arqueológicos Monumentales y los Parques Arqueológicos, así como todos aquellos tipos de monumentos que estén declarados Patrimonio de la Humanidad. En estos monumentos sólo se podrán ejecutar PIA de Reconocimiento Superficial, Evaluación con fines de delimitación o redelimitación, Excavación Prospectiva, Excavación Intensiva con fines de investigación, Conservación y Restauración, Puesta en Valor y Acondicionamiento Turístico, Programas Integrales de Investigación Arqueológica y Plan de Monitoreo sólo en el caso de estar relacionado a las modalidades anteriores. Para casos de gestión del monumento deberán ser operadas desde un instrumento de gestión basado en lo señalado en los artículos 97º al 107º del presente reglamento, o lo que el Ministerio de Cultura considere conveniente.
  2. Intervención Arqueológica Directa (IAD). Son aquellas intervenciones arqueológicas con fines científicos, de conservación y restauración, puesta en valor y de desarrollo social y económico. Los monumentos que podrán ser intervenidos en cualquiera de sus modalidades: Sitios Arqueológicos, los Elementos Arqueológicos Aislados y los Paisajes Culturales Arqueológicos. En estos tipos de sitios se podrán ejecutar cualquier modalidad de PIA: Reconocimiento Superficial, Evaluación, Excavación Prospectiva, Excavación Intensiva, Conservación y/o Restauración, Puesta en Valor y Acondicionamiento Turístico, Plan de Monitoreo, Plan Integral de Monitoreo y Programa Integral de Investigación Arqueológica.

El Ministerio de Cultura queda en la facultad de clasificar y reclasificar los monumentos, para graduar su intervención arqueológica, con la finalidad de salvaguardar el Patrimonio Cultural de la Nación.

  1. GENERALIDADES PARA LOS PROYECTOS DE INTERVENCIONES ARQUEÓLOGICAS (PIA)

Artículo 18º

Todo PIA será autorizado a nombre del Director o de la Entidad, quien será el responsable del PIA, y de ser el caso, junto con la empresa contratante. Además se deberá designar a un Arqueólogo Residente, quien estará a cargo de la intervención física del monumento prehispánico. El Director del proyecto y el Arqueólogo Residente necesariamente deberán ser arqueólogos inscritos en el RNA.

En el caso de personas naturales nacionales, el Director del PIA, podrá asumir la función de Arqueólogo Residente siempre y cuando se encuentre presente durante la totalidad de las actividades de campo. Los profesionales extranjeros deberán contar necesariamente con un Arqueólogo Residente.

En el caso de personas jurídicas deberá tener obligatoriamente un Arqueólogo Residente.

El Director o la Entidad podrán estar a cargo de uno o varios PIA, condicionados por su propia logística que permita no afectar el correcto desarrollo de las intervenciones arqueológicas y el cumplimiento de los tiempos señalados en las autorizaciones de los PIA.

Es potestad del Ministerio de Cultura tomar cualquier acción de regulación en estas intervenciones, por el bien de la preservación del Patrimonio Cultural de la Nación involucrado. Esta potestad incluye la suspensión temporal del Director o Entidad y la empresa contratista, y sus proyectos a cargo, debido al incumplimiento en la entrega de informes, ausencia del Arqueólogo Residente durante la ejecución del proyecto y demás acciones que hubieran atentado contra el Patrimonio Cultural de la Nación.

ARTÍCULO 19º

En monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad sólo se podrán ejecutar PIA con fines de investigación y/o gestión del patrimonio, de acuerdo a su plan de manejo, cumpliendo los siguientes requisitos:

  1. Acreditar como director a un arqueólogo, inscrito en el RNA, con una experiencia mínima de 10 años.
  2. Acreditar a un Arqueólogo Residente, inscrito en el RNA, con una experiencia mínima de 5 años.
  3. Acreditar el financiamiento suficiente para la ejecución del proyecto de intervención arqueológica.
  4. Contar además con la opinión favorable de la Dirección de Sitios de Patrimonio de la Humanidad del Ministerio de Cultura, o del área técnica que haga sus veces.

ARTÍCULO 20º

En casos de intervenciones especializadas, no normadas en el presente reglamento, se seguirá las pautas señaladas por la reglamentación internacional de UNESCO y suscrita por nuestro país.

Además, los especialistas profesionales de otras disciplinas afines o complementarias de la disciplina arqueológica podrán formar parte de las Intervenciones Arqueológicas, debiendo ser incluidos en el PIA cuando estén orientados hacia disciplinas auxiliares o conexas a la Arqueología, por ejemplo: Bio-antropología, paleoambiente, arqueometría, arqueo-astronomía, entre otros.

SOLICITUD DE AUTORIZACION PARA UN PIA

ARTÍCULO 21º

La autorización para Proyectos de Intervenciones Arqueológicas se gestionará en la sede central del Ministerio de Cultura. Las IA están sujetas a revisión de las áreas técnicas de la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura. Ciertos IA están sujetas a aprobación automática, luego de diez días de haber iniciado el trámite y sin que la institución se pronuncie al respecto, estas comprenden: Intervención de Reconocimiento Superficial sin recolección de material y los Planes de Monitoreo que deriven de un CIRA o un PIA anterior; para dichas IA se les emitirá la autorización, en el transcurso del proyecto.

ARTÍCULO 22º

El Director o la Entidad a cargo del PIA, en cualquiera de sus modalidades, presentará al Ministerio de Cultura dos copias y una versión digital en CD de una Solicitud de PIA, la misma que deberá cumplir con los requisitos y condiciones estipulados en el presente Reglamento para cada tipo de modalidad de IA.

ARTÍCULO 23º

Toda Solicitud de PIA deberá incluir la siguiente información general:

  1. Formulario según el tipo de IA
  2. Planos que permitan ubicar espacialmente los sitios y las áreas a ser intervenidas. Los PIA deberán incluir, consecuentemente:

– Planos de Ubicación del área o región en el que se realizaran las IA con la respectiva localización política, al menos a nivel provincial.

– Planos perimétricos con la ubicación tentativa de las áreas que podrán ser sujetas de intervenciones arqueológicas.

Los planos deberán estar geo-referenciados en el Sistema de Proyección de Coordenadas UTM y en el Datum Geográfico WGS 84, indicando la Zona Geográfica, a una escala apropiada, con sus cuadros técnicos, cuadro de resumen de áreas, leyenda de componentes, Norte, membrete adecuado y grilla de coordenadas.

Asimismo, los planos también deberán presentase en versión digital cuyos files tengan la extensión .dxf para datos vectoriales y/o .shp para datos de sistema de información geográfica.

  1. Cartas: Carta de presentación y compromiso económico por parte de la persona natural o jurídica que contrata al profesional o entidad a cargo de la intervención arqueológica. Carta de compromiso y responsabilidad por parte del profesional o entidad a cargo de la intervención arqueológica y de la que contrata los servicios. Carta de compromiso del arqueólogo residente asumiendo la responsabilidad de su permanencia durante las labores de campo. Carta de compromiso del análisis del material recuperado en las IA, al menos a nivel macro.

Además cada tipo de PIA requiere sus propios requisitos que serán desarrollados en el presente reglamento. 

ARTÍCULO 24º

El PIA será evaluado por la Dirección de Arqueología con la finalidad de que cumpla con los requisitos estipulados en el presente reglamento, y serán aprobados por Resolución Directoral de la Dirección de Arqueología en un plazo máximo de treinta (30) días, salvo observaciones no subsanadas del expediente y exceptuando las modalidades de IA consideradas en el artículo 21º.

ARTÍCULO 25º

El Director o la Entidad a cargo del PIA podrán solicitar modificaciones y/o ampliaciones de los tiempos y área de intervención del PIA original, mediante una solicitud debidamente sustentada, dirigida a la dependencia que autorizó el proyecto. Las ampliaciones del cronograma de trabajo podrá ser autorizada por un plazo no mayor a noventa (90) días. Las modificaciones y ampliaciones de los PIA serán autorizadas por Resolución Directoral de la Dirección de Arqueología. 

ARTÍCULO 26º

Los plazos, que el Ministerio de Cultura, autorizará para ejecutar un PIA son:

  1. Para los PIA de Reconocimiento Superficial, Evaluación, Excavación prospectiva, Estudios sobre Fondos Museográficos, se concede por el período máximo de un año.
  2. Para los PIA de Excavación Intensiva y, Conservación y Restauración, se concede por un período máximo de tres (3) años.
  3. Para los PIA de Puesta en Valor y Acondicionamiento Turístico y Programa Integral de Investigación Arqueológica los plazos son por un período máximo de cinco (5) años.
  4. Para los PIA de Plan de Monitoreo y Plan Integral de Monitoreo Arqueológico serán autorizados por la totalidad del tiempo que duren las obras.

Los PIA con autorizaciones mayores de 1 año están obligados a entregar un Informe Preliminar Anual, así como están sujetos a las supervisiones técnicas y evaluaciones del caso.

ARTÍCULO 27º

El Director o el Arqueólogo Residente del PIA podrán renunciar a una Intervención Arqueológica, previo envío de una solicitud sustentada dirigida a la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura. La renuncia del Director automáticamente devendrá en la cancelación de la autorización del PIA ó en el nombramiento de un nuevo Director del PIA. La renuncia del Arqueólogo Residente deberá devenir en que el Director o Entidad a cargo del PIA nombre a un nuevo Arqueólogo Residente o asuma las funciones de este.

SUPERVISIÓN Y EVALUACIÓN TÉCNICA DE CAMPO PARA UN PIA.

ARTÍCULO 28º

Todo PIA será supervisado por personal del Ministerio de Cultura, para lo cual cada administrado lo solicitará adjuntando los siguientes requisitos contemplados en el Texto Único de Procedimientos Administrativos (TUPA) del Ministerio de Cultura:

–      Solicitud dirigida a la Dirección de Arqueología

–      Según sea el caso, constancia de depósito por los gastos de pasajes y viáticos del supervisor 

En el caso que sea una Supervisión para solicitar CIRA de manera directa, según el numeral a del artículo 109º, se requerirá además:

–      Comprobante de Pago

–      Un Plano perimétrico del área a intervenir en el sistema WGS84.

–      Una Memoria Descriptiva

ARTÍCULO 29º

Los supervisores técnicos de campo verificarán que las IA se ejecuten de acuerdo a los objetivos planteados y siguiendo los procedimientos descritos en la autorización del PIA, para lo cual deberá recibir copia del PIA del Director. Los supervisores comprobarán el adecuado registro de los trabajos y descubrimientos, así como la utilización de técnicas apropiadas para la excavación y conser­vación. Los supervisores indicarán al Director del PIA las recomendaciones y apreciaciones sobre lo observado en los trabajos. De no existir inconvenientes técnicos fundamentales en el PIA, el supervisor deberá suscribir, al final de la supervisión, el Acta de Supervisión, que será el documento que acreditará la conformidad de las labores del proyecto.

Las supervisiones de campo podrán ser inopinadas o coordinadas durante la ejecución del PIA 

ARTÍCULO 30º

Los inconvenientes técnicos fundamentales para que el Supervisor de campo no diera la conformidad del PIA son: Incumplimiento no sustentado ni notificado de los objetivos planteados, intervención en áreas no consentidas y realización de modalidades de intervención no autorizadas.

 

INFORME Y DISPOSICIONES FINALES DEL PIA.

ARTÍCULO 31º

Todo PIA deberá culminar, en el plazo establecido con la presentación de un Informe Final de IA. Este deberá dar cuenta, de manera explicita, de las labores realizadas por el PIA contrastándolas con los objetivos planteados en la Solicitud de PIA.

Todo Informe Final de PIA deberá incluir la siguiente información:

  1. Generalidades que incluya una breve exposición sobre la ubicación, antecedentes, estado de con­servación y descripción de los componentes del o los monumento(s) intervenidos.
  2. Relación del personal que participó en el proyecto, indicando sus funciones.
  3. Plan de las labores ejecutadas que incluya una descripción detallada y documentada de las actividades realizadas en el monumento y las de los contextos arqueológicos registrados durante la ejecución del PIA. Esta descripción deberá de incluir información documentada, gráfica y fotográficamente, y de ser el caso de los contextos arqueológicos excavados y de los hallazgos encontrados.
  4. En el caso se hubiera recogido bienes muebles, inventario detallado de los materiales arqueológicos recuperados por el PIA, siguiendo los criterios del artículo 87º. Este inventario deberá incluir un listado de los materiales que, por su calidad o naturaleza deban ser considerado excepcionales y que deberán ser sujetos de un tratamiento especial, a criterio del supervisor del Ministerio de Cultural y sugerencia del Director del PIA. Asimismo se deberá señalar una sugerencia del destino final de dicha colección.
  5. Copia del Acta de Supervisión por parte del Ministerio de Cultura.
  1. Conclusiones y Recomendación de la IA.

g.  De ser el caso, la presentación del expediente técnico de declaratoria como Patrimonio Cultural de la Nación, de aquellos monumentos registrados en la ejecución del PIA, que aún no estén declarados expresamente.

  1. Los planos que permitan ubicar con precisión la localización del o los monumentos intervenidos y las áreas intervenidas. Deberán incluirse:

En los casos en los que los PIA intervengan monumentos o culminen en su delimitación, estos deberán contar con planos perimétricos del(os) monumentos, incluyendo el detalle de los principales componentes arqueológicos, arquitectónicos y topográficos.

En el caso de excavaciones arqueológicas incluir planos de planta, perfiles y secciones.

Los planos deberán estar geo-referenciados en el Sistema de Proyección de Coordenadas UTM y en el Datum Geográfico WGS 84, indicando la Zona Geográfica, a una escala apropiada, con sus cuadros técnicos, cuadro de resumen de áreas, leyenda de componentes, Norte, membrete adecuado y grilla de coordenadas.

Asimismo, los planos también deberán presentase en versión digital cuyos files tengan la extensión .dxf para datos vectoriales y/o .shp para datos de sistema de información geográfica.

  1. Plan de Mitigación que identifique los impactos causado por la IA sobre el      monumento y las acciones tomadas a fin de mitigar los mismos; la identificación de las amenazas que puedan atentar contra la integridad del monumento por futuras actividades que se realicen dentro del monumento o en su entorno, y las medidas que puedan mitigar el impacto de tales actividades. Para la elaboración del Plan de Mitigación debe seguirse las pautas indicadas en el artículo 109º.
  2. Laminas fotográficas representativas del proceso de intervención que incluya todos los monumentos y/o de los contextos y/o elementos representativos registrados y estudiados.

Los informes de los PIA deberán ser presentados en dos copias, y en formato digital, a la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura, según cronograma y fecha límite establecido en la Resolución aprobatoria.

Para cada caso particular de informe de PIA téngase en cuenta la información solicitada en este reglamento.

ARTÍCULO 32º

El Ministerio de Cultura garantiza al Director o Entidad, la propiedad intelectual de su información, indicando que:

a. En el caso de las modalidades de proyectos con fines de investigación, conservación y restauración de bienes muebles e inmuebles y/o de gestión del patrimonio, tendrán el carácter de reservado por un período de un año contabilizado a partir de la resolución aprobatoria del Informe Final.

b. En el caso de la modalidad de proyectos con fines de obtención del CIRA y de Monitoreos, serán de dominio públi­co a partir de la aprobación del informe por el Ministerio de Cultura, sin perjuicio de la propiedad intelectual, salvo el caso de proyectos de Rescate que tendrá carácter de reservado por un año.

c. Los bienes muebles recuperados de un PIA, pasaran preferentemente a ser parte de los fondos museográficos de un museo público, luego de dos años de haber sido entregados en custodia a los museos, pudiendo a partir de dicha fecha ser investigadas por terceros. Sin embargo, los Directores de proyectos o Entidades podrán solicitar una custodia prolongada del material con fines de investigación, bajo convenio y supervisión del Ministerio de Cultura.

ARTÍCULO 33º

Luego de cumplidos los tiempos señalados en el artículo 32º, el Ministerio de Cultura, como medida de transparencia de la información, colgará en su página web los informes finales de los PIA. Esta medida no exonera que la Dirección de Arqueología del Ministerio de Cultura solicite al Director o Entidad a cargo del PIA el análisis de los materiales y la publicación científica en castellano, impresa o en digital, de los resultados, por motivos de tener un valor sobresaliente para el Sector y/o la Nación. La divulgación solicitada deberá hacerse efectivo en un lapso no mayor de dos (2) años, luego que se da conformidad del informe final del proyecto por resolución directoral. Podrá ser sujeto a ampliación de tiempo, no mayor de 1 año, sólo en casos de publicaciones impresas.

Las publicaciones, ya sean libros, artículos o cualquier otro medio impreso o electrónico, producido por un proyecto, deberán ser entre­gadas a la Biblioteca del Museo Nacional de Arqueología, Antropología e Historia del Perú, a la sede central y, según competa, a la sede regional correspondiente, las mismas que emitirán constancia de recepción.

  1. DE LOS PROYECTOS DE RECONOCIMIENTO SUPERFICIAL

ARTÍCULO 34º

El RECONOCIMIENTO SUPERFICIAL es un procedimiento de registro in situ, sin excavaciones y preferentemente sin recolección de material. Esta IA tiene el objeto de ubicar, registrar y caracterizar superficialmente los monumentos contemplados en los artículos 7° y 8° del presente reglamento, con el fin de investigar, diagnosticar, planificar intervenciones futuras, promover la declaratoria y clasificación de sitios arqueológicos, realizar inventarios con fines turísticos, medir el nivel de impacto de las obras públicas o privadas, determinar sus medidas de mitigación y, de no encontrarse evidencias arqueológicas, solicitar la obtención del CIRA ó autorización de uso por parte del Ministerio de Cultura. 

ARTÍCULO 35º

Para solicitar autorización, para un Reconocimiento Superficial, deberá presentarse la información general señalada en el Artículo 23º, con la particularidad que el Formulario de PIA de Reconocimiento Superficial deberá incluir:

– Nombre y RNA del director o entidad a cargo del proyecto,

– Breve reseña del proyecto que incluya:

– Ubicación y objetivos del proyecto

– Antecedentes más importantes que incluya las referencias bibliográficas,

– Cronograma considerando las fases del proyecto

Adicionalmente, de considerar la recuperación de material superficial:

–  Sugerir el destino final de las colecciones y registros.

–  Carta de compromiso del análisis del material recuperado

 

ARTÍCULO 36º Informe Final del PIA de Reconocimiento Superficial

Luego de la supervisión de campo por parte del Ministerio de Cultura y una vez culminada la intervención arqueológica, en la que se confirma la presencia de evidencias arqueológicas, el Director del PIA está obligado a entregar un informe final, que deberá contar con los puntos estipulados en el artículo 31º.

 

ARTÍCULO 37º

En el caso de Intervenciones Arqueológicas que concluyan en la inexistencia de monumentos, se entregará un informe que cuente con:

  1. Reseña de los trabajos realizados
  2. Declaración Jurada, donde el recurrente manifieste la veracidad de inexistencia de monumentos (Anexo 1).
  3. Registro de fotos (Anexo 2).
  4. Plano perimétrico según lo estipulado en el Art. 31°.
  5. Copia del Acta de Supervisión emitida por el Ministerio de Cultura

 

ARTÍCULO 38º

Las intervenciones que tengan como finalidad la obtención del CIRA, podrán tramitar su certificado luego de la aprobación del informe final, donde se certifique la inexistencia de evidencias de Patrimonio Cultural Material, la misma que podrá estar sujeta a un procedimiento de Monitoreo Arqueológico.

 

ARTÍCULO 39º

El Ministerio de Cultura puede proceder a la declaratoria de evidencias arqueológicas, como Patrimonio Cultural de la Nación, a partir de información de reconocimiento superficial, como la recurrencia de elementos inmuebles (ej. Muros, montículos, etc.) en asociación con material arqueológico mueble (ej. dispersión de tiestos de cerámica, líticos, etc.). Esta declaratoria, basada en la presunción, es provisional hasta que el Ministerio y/o algún recurrente puedan realizar la delimitación física del monumento.

 

 

 

  1. DE EVALUACION

 

ARTÍCULO 40º

La EVALUACIÓN es una intervención con excavaciones restringidas limitadas con el objeto de descartar, confirmar, delimitar, re-delimitar y/o medir el potencial de los monumentos contemplados en los artículos 7° y 8° del presente reglamento, que en el caso de no existir evidencias arqueológicas puede servir para la tramitación del CIRA.

ARTÍCULO 41º

Las excavaciones restringidas son unidades en el rango de 1×1 a 2×2 m., a excavar por niveles naturales, con al menos uno de sus vértices con coordenadas en proyección UTM conocidas. El registro implicará como mínimo el uso de fichas de registro de excavación y dibujo de plantas y perfiles.

ARTÍCULO 42º Excavaciones para descarte y/o confirmación

Las excavaciones restringidas para descarte y/o confirmación de la presunción del bien inmueble serán planteadas en la mayor concentración de evidencias culturales superficiales y/o donde exista tal presunción.

ARTÍCULO 43º Delimitación

Si los resultados confirmase la naturaleza del bien como monumento arqueológico el Ministerio de Cultura lo declarará como Patrimonio Cultural de la Nación y se procederá a la delimitación del mismo, convirtiéndose, en razón de su gestión, en una Área Arqueológica Protegida (AAP), administrada por el Estado.[10]

La delimitación es un procedimiento que implica preferentemente excavaciones restringidas en cada uno de los vértices de la poligonal propuesta, salvo particularidades de la realidad del terreno y extensión del sitio que serán coordinadas con el supervisor del Ministerio de Cultura, quien recomendará su aplicación. Asimismo se deberá elaborar los respectivos expedientes técnicos de declaratoria y de delimitación, la monumentación (colocación de hitos) y señalización (colocación de paneles o letreros) de los monumentos identificados en la IA. El nombre asignado a los monumentos deberá ser de la toponimia local asociada o la que se encuentre en catastros o en la bibliografía.

 

Las zonas territoriales que deben ser consideradas en la poligonal del Área Arqueológica Protegida, declarado como Patrimonio Cultural de la Nación, son:

– Zona Monumental, es el área donde se distribuyen las evidencias arqueológicas del monumento o conjunto.

– Zona del Marco Circundante inmediato, espacio adyacente al monumento o conjunto patrimonial, que por naturaleza y ubicación, requieren de un tratamiento especial que garantice la conservación del paisaje, frente a la expansión de la frontera urbana, industrial o agrícola.

ARTÍCULO 44º

Para solicitar autorización, para una Evaluación, deberá presentarse la información general señalada en el Artículo 23º, con la particularidad que el Formulario de PIA de Evaluación deberá incluir:

– Nombre y RNA del director o entidad a cargo del proyecto,

– Breve reseña del proyecto que incluya:

– Ubicación, problemática y objetivos del proyecto

– Antecedentes, que incluya además los proyectos previos en la región, y las referencias bibliográficas

– Área de trabajo que considere los cuadros técnicos de las unidades de excavación.

– Cronograma considerando las fases del proyecto

– Sugerencia del destino final de las colecciones y registros.

ARTÍCULO 45º Informe Final del PIA de Evaluación

Luego de la supervisión de campo y una vez culminada la IA, por parte de la Dirección de Arqueología, en la que se confirme la presencia de evidencias arqueológicas y/o se hubiera realizado la delimitación de los monumentos, el Director del PIA está obligado a entregar un informe final que deberá contar con los puntos estipulados en el artículo 31º, y adicionalmente:

a. En el caso se hubiera procedido a delimitar un monumento, se deberá presentar los respectivos Expedientes Técnicos de Declaratoria y de Delimitación.

ARTÍCULO 46º

En el caso de que la ejecución de un PIA de Evaluación concluya en la inexistencia de monumentos, se presentará un informe que cuente con:

  1. Reseña de los trabajos realizados.
  2. Declaración Jurada, donde el recurrente manifieste la veracidad de inexistencia de monumentos (Anexo 1).
  3. Registro de fotos (Anexo 2).
  4. Plano de Ubicación y Perimétrico del área de trabajo según lo estipulado en el artículo 31°.
  5. Copia del Acta de Supervisión emitida por el Ministerio de Cultura.

ARTÍCULO 47º

En el caso se descarte la presunción de la existencia de bienes patrimoniales, el Director o la Entidad puede tramitar el CIRA luego que el Informe Final del PIA haya sido aprobado.

  1. DE EXCAVACIÓN PROSPECTIVA

ARTÍCULO 48º

La EXCAVACION PROSPECTIVA es una intervención con excavaciones restringidas, al interior de un monumento prehispánico, que se ejecuta con el objetivo de determinar su secuencia constructiva y/o evaluar su estado de conservación con fines de investigación, conservación y/o puesta en valor. Se entiende como unidades restringidas el uso de cateos y trincheras, cuyas dimensiones serán acorde con los objetivos del proyecto.

ARTÍCULO 49º

Para solicitar autorización para una Excavación Prospectiva deberá entregarse la siguiente documentación:

  1. Formulario de PIA de Excavación Prospectiva, que incluya el Asunto de la solicitud, la dependencia a donde se dirige, la identificación del usuario, los datos referenciales del usuario, la descripción del procedimiento, lista de documentos adjuntados.
  2. Memoria Descriptiva
  3. Plano de ubicación del área de trabajo en concordancia del artículo 23°.
  4. Plano Perimétrico con la distribución de las unidades de excavación en concordancia con el artículo 23°.
  5. Carta anexas señaladas en el artículo 23º.

ARTÍCULO 50º

En lo referente a la Memoria Descriptiva del PIA, tanto en el campo como en el gabinete, deberá considerarse los siguientes puntos:

a.  La ubicación y descripción geográfica de la región, área o lugar donde se ejecutarán los trabajos.

b.  Antecedentes y problemática del PIA

c.  La problemática y objetivos de la intervención.

d.   Área de trabajo que considere los cuadros técnicos de las unidades de excavación.

e.   Sustento metodológico a seguirse en el curso de la intervención.

f.    Relación del personal participante, incluyendo su grado de instrucción y la función que desempeñará en la ejecución de la intervención.

g.   Cronograma de trabajo considerando las fases de la intervención.

h.    Planes de difusión de los resultados.

ARTÍCULO 51º

Luego de la supervisión, y una vez culminada la intervención arqueológica, dentro de los tiempos permitidos para el proyecto, el Director del PIA está obligado a entregar un informe final que deberá contar con los puntos estipulados en el artículo 31º, y adicionalmente:

 

a.   Descripción detallada de las unidades y/o áreas de excavación con énfasis en la presentación de los respectivos registros de plantas, estratigrafía, asociaciones y contextos recuperados. Se incluirán las fichas de excavación de cada unidad excavada. Asimismo, se incluirán los planos de excavación correspondientes respetando los considerandos técnicos señalados en el artículo 31º. La descripción y fichas deberán incluir láminas fotográficas representativas del proceso de intervención, que incluya la información de todos los monumentos, de los contextos y elementos representativos estudiados.

  1. DE EXCAVACIÓN INTENSIVA

ARTÍCULO 52º

Los PIA de EXCAVACION INTENSIVA de un monumento prehispánico, histórico y un yacimiento paleontológico se refieren a un procedimiento de excavación en área, con el objetivo de exponer la totalidad o gran parte de los componentes del monumento con fines de Investigación, Puesta en Valor, Rescate y Emergencia.

ARTÍCULO 53º

Para solicitar la autorización de un PIA en la modalidad de Excavación Intensiva deberá entregarse la siguiente documentación:

  1. Formulario de PIA de Excavación Intensiva
  2. Memoria Descriptiva
  3. Plano de ubicación del área de trabajo según lo estipulado en el artículo 23°.
  4. Plano Perimétrico en concordancia a lo estipulado en el artículo 23°.
  5. Carta anexas señaladas en el artículo 23º.

ARTÍCULO 54º

La Memoria Descriptiva del PIA de Excavación Intensiva deberá incluir lo siguiente:

a.  Generalidades e Identificación del PIA.

b.  Plan de los trabajos a ejecutarse en el marco del proyecto, tanto en el campo como en el gabinete.

c.  Descripción de la Metodología a ser aplicada en el curso de la Intervención Arqueológica.

d.  Planes de Difusión de los resultados.

e.  Sugerencia sustentada respecto al destino final de las co­lecciones y registros.

ARTÍCULO 55º

En lo referente a las Generalidades e Identificación del PIA deberá señalarse:

  1. La ubicación y descripción geográfica de la región, área de estudio o lugar donde se ejecutarán los trabajos, indicando, con la mayor precisión posible, las áreas de inter­vención.
  2. Una breve exposición de los antecedentes y problemática que desea resolver la IA. Al final del documento se deberá presentar una bibliografía básica relacionada a la intervención.
  3. Los fines y objetivos que persigue la IA.

ARTÍCULO 56º

En lo referente al plan de los trabajos, a ejecutarse en el marco del proyecto, tanto en el campo como en el gabinete, deberá señalarse explícitamente:

a.   Relación del personal participante, incluyendo su grado de instrucción y la función que desempeñará en la ejecución de la intervención.

En monumentos con arquitectura o contextos funerarios se requiere que como parte del personal profesional se cuente con especialistas en conservación preventiva, según sea el caso.

b.   Enumeración de las fases de intervención, incluyendo tra­bajos de campo, gabinete y/o laboratorio y preparación del informe; indicando la duración estimada de cada fase de los trabajos en forma de cronograma.

c.  Plan de Mitigación del monumento o área a intervenir.

ARTÍCULO 57º

En lo referente a la metodología a seguirse en el curso de la intervención, deberá señalarse explícitamente:

a. Descripción de la Metodología a emplearse durante los trabajos de campo:

1.   Sistema de registro escrito, gráfico, fotográfico y otros, inclu­yendo modelos de fichas.

2.   Sistema de sectorización del monumento y sistema de coordenadas para la ubicación de elementos.

3.   Sistema de nomen­clatura de los elementos arqueológicos.

4.   Técnicas de excavación previstas para los trabajos. Se deberá incluir el sistema de recolección de los materiales. Preferentemente la excavación intensiva será por estratigrafía natural.

b. Descripción de la metodología a emplearse durante los trabajos de gabinete y/o laboratorio:

1.   Tipos de análisis a realizar sobre los materiales recuperados.

2.   Métodos de análisis y síntesis de los datos.